sábado, 31 de agosto de 2013

DUNE




"Para Pardot Kynes, el planeta no era más que una expresión de la energía, una máquina movida por un sol. Sólo necesitaba ser reestructurada de modo que respondiera a las necesidades de los seres humanos. Su mente fue atraída inmediatamente hacia la población humana que se movía libremente por la superfície del planeta, los Fremen.

¡Qué desafío! ¡Y qué herramienta representaban! Los Fremen: una fuerza ecológica y geológica de un potencial ilimitado."



"A la gente cuyo trabajo va más allá del campo de las ideas penetra 

en la "realidad material": a los ecólogos de las tierras áridas, 
dondequiera que estén, en cualquier tiempo donde trabajen, 
dedico esta tentativa de extrapolación con humildad y admiración."



Frank Herbert, 1965. Dune


lunes, 15 de abril de 2013

martes, 8 de enero de 2013

martes, 25 de diciembre de 2012



"[...]



- Todavía no he muerto - dijo Jiang-Qing. 




Lo había saludado con estas palabras cada vez que despertaba durante los últimos días. Al principio las palabras parecían quejumbrosas o irónicas a Han Fei-Tzu, pero ahora sabía que ella hablaba con decepción. Ahora lo que ansiaba era la muerte, no porque no amara la vida, sino porque la muerte era inevitable, y lo que nadie puede impedir debe aceptarse. Ése era el Sendero. Jiang-Quing nunca se había apartado del Sendero ni un solo paso en toda su vida.



- Entonces los dioses son amables conmigo... - dijo Han Fei-Tzu.



- Contigo - susurró ella-. ¿Qué es lo que contemplamos?



Era su forma de pedirle que compartiera con ella sus pensamientos privados. Cuando otra personas lo hacían ,él se sentía espiado. Pero Jiang-Quing lo pedía solo para poder pensar también lo mismo: formaba parte del hecho de haberse convertido en una sola alma.



- Estamos contemplando la naturaleza del deseo - respondió Han Fei-Tzu.



De mi deseo hacia ti.



[...]"


Orson Scott Card, Ender el Xenocida
1991

viernes, 14 de diciembre de 2012


"Quing-Jao despertó con una molestia sorda en el brazo y un dolor agudo en la cabeza cada vez que se movía, pero estaba viva. Cuando consiguió abrir los ojos vio que la habitación estaba más oscura. 
¿Era de noche en el exterior? ¿Cuanto tiempo había permanecido inconsciente? 

No era capaz de mover el brazo izquierdo, el que le dolía; descubrió una fea magulladura roja en el codo y pensó que debía habérselo roto al caer.

Vio también que todavía tenía las manos manchadas de grasa y sintió su insoportable suciedad: el juicio de los dioses contra ella. No tendría que haber intentado matarse, después de todo. Los dioses no le permitirían escapar tan fácilmente a su juicio.

¿Qué puedo hacer? -gimíó


¿Cómo puedo estar limpia ante vosotros?"


[...]

Han Qing-Jao, Sendero


Orson Scott Card, Ender el Xenocida
1991


lunes, 10 de diciembre de 2012

'Bene Gesserit'



"Es en el momento de empezar cuando hay que cuidar atentamente que los equilibrios queden establecidos de la manera más exacta. Y esto lo sabe bien cada hermana Bene Gesserit. Así, para emprender este estudio acerca de la vida de Muad'Dib, primero hay que situarlo exactamente en su tiempo: nacido en el 57º. año del Emperador Padishah, Shadam IV. Y hay que situar muy especialmente a Muad'Dib en su lugar: el planeta Arrakis. Y no hay que dejarse engañar por el hecho de que nació en Caladan y vivió allí los primeros quince años de su vida. Arrakis, el planeta conocido como Dune, será siempre su lugar." 









Frank Herbert, Dune
1963